Los nuevos oasis de L’Occitane en París y Londres

By 24.3.18



Dos nuevos espacios. Dos nuevos paraísos. L’Occitane ha abierto nuevos centros en sus ciudades más emblemáticas: París y Londres. Oasis donde se conjugan en perfecta armonía la belleza, la elegancia, el bienestar, la tranquilidad y la paz.

En París la nueva boutique ha sido bautizada como 86Champs y esto se debe a que se encuentra ubicada en una de las calles más hermosas y elegantes del mundo: los Campos Elíseos (o si lo prefieres en francés Champs Elysèes). Es una tienda-café donde además de comprar sus codiciados productos de cuidado personal podrás degustar de maravillosas exquisiteces.





L’Occitane ha sabido crear en esa concurrida zona una burbuja de calma y bienestar que cuenta con el toque mágico del conocido chef de repostería Pierre Hermécon quien colabora desde hace dos años como te conté en este post—quien ha aportado su experiencia y savoir faire para crear un universo único.

Gracias a esa colaboración, ambos han sabido crear un concepto único que asocia dos mundos diferentes pero que siempre, por una u otra razón, caminan juntos de la mano: la gastronomía y la belleza. La premisa común es utilizar ingredientes naturales y preservar las técnicas tradicionales y la creatividad para ofrecer una experiencia inédita.

¿Qué puedes encontrar en la boutique de L’Occitane en París?

Como ya te he comentado, además de los productos de L’Occitane de siempre, puedes disfrutar de desayunos, almuerzos, cocktails y platos para llevar, en medio de una frondosa y verde terraza con vistas a los Campos Elíseos. Los pasteles, “macarons”, chocolates, perfumes y cosméticos exclusivos nacidos de la colaboración Pierre Hermé & L’Occitane con las estrellas del lugar.









La gran flagship de L’Occitante



Del otro lado del Canal de la Mancha, en Londres, L’Occitane ha inaugurado la flagship store más grande de la marca: un edificio curvado del siglo XVIII diseñado por el prestigioso arquitecto John Nash, creador de obras tan emblemáticas como el Palacio de Buckingham, Clarence House o Marble Arche. Situado en la brindan una experiencia natural a la vez que mítica.

Al traspasar la puerta, unos pilares de cobre que muestran diferentes ingredientes botánicos dan la bienvenida a un onírico jardín perfumado. En su interior, distribuido en 2 plantas, los clientes pueden disfrutar de un viaje multisensorial para experimentar las maravillosas texturas, fragancias y sonidos de Provenza, región cuna de la marca.




El Taller de regalos y el Beauty Bar son dos de los principales atractivos. Se trata de un corner exclusivo que permite a los clientes personalizar y customizar sus envoltorios con la posibilidad de grabar mensajes o nombres.

En la planta de arriba, el Lounge L’Occitane propone hacer un alto en el camino y degustar con calma las deliciosas tartas y “macarons” de Pierre Hermé acompañadas de un reconfortante english tea. Un poco más allá, en el Beauty Discovery Bar, los clientes pueden disfrutar de un ritual exprés realizado por un experto y descubrir su rutina de cuidado de piel perfecta.

Y si no puedes irte sin antes hacerte una foto, entonces debes pasarte por el córner donde se encuentra la instalación permanente de fotos en 3D donde podrás hacerte un selfie, imprimir tus tarjetas personalizadas y compartir las imágenes en redes sociales.

Un secreto: al ser la flagship, L’Occitane tiene disponible, aquí y sólo aquí, ediciones limitadas y perfumes únicos, así como productos de belleza creados por Pierre Hermé en exclusiva para la marca.



Ya sabes, si vas por París o Londres en tus vacaciones no dejes de visitar estos dos nuevos centros de L’Occitane y contarnos tu experiencia.


* Fotos: L'Occitane.

You Might Also Like

0 Comentarios