Mi opinión sobre el Agua Micelar en Aceite Garnier

By 10.12.17



Garnier es una de esas marcas económicas que no defraudan, por eso siempre me animo a probar sin titubear los productos cuando me los envían. Esta vez le ha tocado el turno al Agua Micelar en Aceite ¿En aceite? ¿Cómo es esto posible? Gracias a una fórmula bifásica que combina agua micelar y uno de mis ingredientes favoritos: el aceite de argán.

Como verás en la imagen, el Agua Micelar en Aceite de Garnier viene en una presentación que la tienen otros productos, por lo que no debería parecerte extraña. Sin embargo, la novedad aquí es que se trata del agua micelar --una fórmula que generalmente se utiliza sola ya que tiene enormes propiedades de limpieza—mezclada con un aceite que refuerza su poder limpiador.

Esto hace que se unan dos beneficios muy importantes:

• Las micelas del agua que capturan las impurezas (suciedad, maquillaje…) como un imán.
• Los nutrientes que aporta el aceite de argán que dejan la piel suave e hidratada, con un acabado no graso.

Desmaquillado en segundos

Lo que me asombró de este producto es que remueve el maquillaje (especialmente la máscara de pestañas) en cuestión de segundos y sin frotar, algo que tienes que hacer con muchos desmaquillantes lo cual, inevitablemente, daña y reseca el contorno del ojo. En este caso no. Lo mismo con el labial. Así que, en mi opinión, rinde honor a lo que dice su etiqueta que es ideal para el maquillaje waterproof.




El secreto está, además de sus ingredientes, en hacer dos gestos durante la limpieza facial.

1. Agitar muy bien el producto. El agua y el aceite no se unen por lo que debes agitar muy bien la botella y no esperar mucho tiempo para aplicar la solución en el algodón.
2. Cerrar los ojos, poner el disco de algodón con el agua micelar sobre el párpado (es importante que cubra también las pestañas), dejar unos segundos que la piel absorba el líquido y, finalmente, mover el disco de arriba hacia abajo para retirar todo el maquillaje.

Resultados

Siempre opto por hacer doble limpieza cuando remuevo el maquillaje (agua micelar + limpiadora) porque eso garantiza que se eliminen todos los residuos. Pero dejando los rituales a un lado, voy a resumir cómo queda la piel tras usar solamente el Agua Micelar en Aceite de Garnier:

1. El maquillaje se elimina totalmente. De la máscara de pestañas no queda ni rastro.
2. No deja sensación grasa. Quiero dejar claro que mi piel es seca, así que en mi caso esto puede obedecer a que mi cutis sediento aprovecha todo el aceite de argán y lo absorbe.
3. La piel queda con una sensación suave, fresca y reconfortante. La verdad es que no sientes ninguna tirantez.
4. No reseca la piel y, como no hay necesidad de frotar, no te queda la cara roja.
5. Su olor es bastante agradable (en gran medida gracias al aceite de argán).

¿Pieles sensibles, grasas y mixtas?

En teoría este producto es para todo tipo de pieles, aunque no me extrañaría que las personas con piel grasa y mixta no se sientan atraídas por este tipo de productos. Yo sugiero a ese tipo de personas que hagan una prueba en una parte del rostro y esperen un minuto. Si tras ese tiempo todavía sienten sensación grasa, entonces es mejor no usarlo. Pero como decía anteriormente, una vez retirado el maquillaje no queda en el rostro ningún residuo graso porque el aceite de argán es bien absorbido por el cutis. Esto debería ser así en todos los rostros; pero como ya sabes: cada piel es un mundo.

Otra cosa importante es su precio: en torno a los 6 euros por una botella de 400 ml. Bien sabemos que Garnier es bastante solidaria con los bolsillos de las españolas.

¿Lo recomiendo? ¡Por supuesto que sí! Es una opción efectiva y bastante económica.

¿Y tú qué opinas? ¿Los ha usado ya?

You Might Also Like

0 Comentarios