Lo que debes saber de los microplásticos

By 21.2.17


El tema de los microplásticos presentes en los cosméticos, especialmente en los exfoliantes, sigue dando mucho de qué hablar. La polémica comenzó a hace poco más de un año cuando organizaciones como el Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas alertaron de que las micropartículas de plástico presentes en muchos productos de belleza y cuidado personal están entre los mayores contaminantes de los océanos del mundo.

¿Qué son los microplásticos? Podemos dar esa denominación a cualquier partícula plástica sintética sólida no-biodegradable, de tamaño inferior o igual a 5 milímetros, que pueda encontrarse en la basura marina, según señalan desde Stanpa, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética.

Se estima que unas 300.000 toneladas de esas pequeñas partículas de plástico se encuentran en el mar amenazando la vida de las especies marinas que suelen confundirlas con sus alimentos y, una vez que llegan a sus estómagos, la muerte es inminente.




Lo preocupante es que estamos ante productos que tienen un doble efecto negativo:

Daños ambientales. Desde nuestro desagüe llega a los ríos y mares, donde se acumulan robando espacio al ecosistema y amenazando a las especies marinas que, como he comentado anteriormente, confunde estos residuos con alimentos.

Daños en la salud de los humanos. Muchos de estos microplásticos son absorbidos por la piel y, a veces, sirven de conductores de sustancias tóxicas que se acumulan en nuestro organismo. Además de su efecto abrasivo que, con el paso del tiempo, va dañando la epidermis. Pero eso no es todo: sin saberlo, más de una vez habremos consumido peces que se han alimentado con estos plásticos. 

¿Cómo detectar estas micropartículas?

Afortunadamente, es bastante sencillo saber si un producto contiene microplásticos porque lo podemos ver en su etiqueta. Los compuestos que debes evitar son: polimetacrilato de metilo (PMMA), polietileno (PE), polipropileno (PP), tereftalato de polietileno (PET), polietileno glicol (PEG-32) y restos de nylon.

Si por algún motivo no tienes acceso a los ingredientes, en el caso de los exfoliantes podrás comprobar su presencia al ver que los gránulos no se disuelven en ningún momento porque tiene esa propiedad: no se desintegra con el agua. Un producto natural se diluye completamente y no deja residuos físicos.

¿Qué se está haciendo en España?

A finales de 2015, Cosmetics Europe instó a todos sus miembros a que discontinuaran el uso de los microplásticos en la fabricación de sus productos, recomendación que ha sido acatada voluntariamente y de forma progresiva por las marcas, de acuerdo a lo anunciado por Stanpa hace apenas unos días, en un nuevo intento de calmar los ánimos y reducir las preocupaciones de los consumidores en España.

Las cifras del último informe de Cosmetics Europe, que contó con la participación de Stanpa, son bastante alentadoras porque muestran que desde el año 2012 hasta finales de 2015 se ha producido una rápida y sustancial reducción del 82% en el uso de las micropartículas plásticas en productos cosméticos y de cuidado personal con fines exfoliantes y limpiadores.

¿Todo es culpa de la cosmética?

Las asociaciones de empresas de cosmética han aprovechado esta polémica para dejar también claro que los micropláticos que contaminan actualmente el océano no sólo proceden de los productos de cosméticas.

Según reseñan, existen evidencias científicas que la gran mayoría de los microplásticos presentes en los mares provienen de la descomposición de materiales plásticos más grandes y sólo entre un 0,1%-1,5% de la cantidad total corresponden a partículas de plástico procedentes de cosméticos. Además aseguran que el 99% de los microplásticos son capturados por plantas de tratamiento de aguas residuales.

Sea esto o no del todo cierto, lo que sí está claro es que debemos crear conciencia sobre los ingredientes que contienen nuestros cosméticos y ser cada vez más responsables con los productos de compramos, optando siempre por las opciones más respetuosas con el medioambiente.

Termino este post con una infografía de The 5 Gyres Institute para que tengas una idea más visual del viaje de los microplásticos desde nuestro rostro hasta los océanos.


* Fotos: Shutterstock

You Might Also Like

1 Comentarios

  1. Interresante sin duda. Lo había oido, pero con este post ya me he enterado mejor.
    Besitos

    ResponderEliminar