Piel en otoño, claves para el cuidado diario

By 24.10.16


El otoño es una estación en la que se producen muchos cambios de temperatura que afectan a todo nuestro cuerpo, especialmente, al órgano más grande que tenemos: la piel. La dermatóloga Rosa Estébanez Martín, Medical Representative de Dermatoline Cosmetic, ha concedido una entrevista a Rostro Bene en la que explica qué es lo que exactamente ocurre a nuestra piel en esta época del año. 

La verdadera razón por la que la piel sufre algunas alteraciones durante el otoño es por los cambios bruscos de temperatura. Hoy llueve, mañana no. Hoy descienden las temperaturas y mañana hace un sol de "veroño".

“El viento y el frío son agentes externos que pueden provocar la deshidratación de la piel al bajar la humedad del ambiente, lo que conduce a una extrema sequedad. La piel por lo tanto se reseca y se escama, las células de la piel reciben menos nutrientes y se retrasa el intercambio celular”, explica la dermatóloga.

Las claves para una piel sana en otoño

Hidratación. Este proceso es fundamental porque una buena crema hidratante “favorece la microcirculación cutánea activando la oxigenación y la nutrición de los tejidos”. Lo ideal es usar un producto que “actúe sobre las capas de la piel (epidermis, unión hipodérmica y dermis) porque así conseguiremos una intensa hidratación con la llegada del frío”, recomienda la especialista. Es por ello que en nuestro neceser debemos tener siempre los siguientes productos:

1. Sérum.
2. Crema hidratante (con protección solar para el día).
3. Contorno de ojos, por ser la zona que antes envejece. “Debemos utilizar productos específicos que, además de cuidarla, eviten la irritación ocular, favorezcan la reducción de las arrugas y que fomenten el drenaje de líquidos para aliviar las bolsas y atenuar las ojeras”, aconseja Rosa Estébanez Martín.
4. Crema de noche. Muchas olvidan este producto pero es más indispensable de lo que imaginas porque este tipo de fórmulas –destaca la dermatóloga—se encargan de “acelerar el proceso de renovación celular, mientras preserva y aporta los niveles de hidratación y nutrición idóneos para la piel”.

Tomar el sol. La dermatóloga Rosa Estébanez Martín comenta que “bastan cinco o diez minutos de sol, dos o tres veces por semana, para recargar los depósitos de vitamina D y mejorar el aspecto de la piel”. Eso sí, esto no quiere decir que debes olvidarte del protector solar.

Alimentación saludable. Cambiar los hábitos es esencial para poder tener una piel sana por dentro y por fuera. La especialista de Dermatoline Cosmetic nos aconseja tener una dieta a base de frutas y vegetales frescos de temporada, que sean ricos en vitaminas C, D y E “para activar las defensas de la piel”. Es importante no olvidar las vitaminas del grupo B y C, los antioxidantes y las proteínas, también necesarias para tener una piel sana.

Como verás, es muy sencillo cuidar y proteger tu piel durante el otoño. Si tienes algún truco o tienes alguna recomendación ¡Compártela! Seguramente nos será de mucha ayuda.

* Foto: Shutterstock

You Might Also Like

0 Comentarios