The Beauty Concept, el oasis de belleza de las celebrities

By 28.4.16


¿Qué tienen en común Goya Toledo, Hiba Abouk y Macarena García? Seguramente responderás de inmediato que todos son famosos y lucen cuerpazos envidiables. Sí, eso lo sabemos. Pero ¿cómo lo hacen? La dieta y el ejercicio son esenciales pero siempre hay algo más, un extra que les permite tener una apariencia envidiable.

The Beauty Concept es ese plus al que muchas celebrities recurren para lucir perfectas. Hace unos días, tuve la oportunidad de recorrer sus instalaciones y descubrir esos laboratorios que constituyen un oasis de belleza para muchos famosos. El lugar donde realzan sus puntos fuertes.

Hace más de una década, TBC abrió su primer centro médico en la calle Chile de Madrid y a mediados de abril ha inaugurado por todo lo alto su flagship en la calle de Ortega y Gasset, 49, en plena milla de oro de la capital española (en realidad, es el traslado de lo que fue su segundo centro antes situado en Velázquez).

Ahora, cuentan con unas instalaciones únicas en España de 250 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, cuyo espectacular diseño es obra de la prestigiosa decoradora Marisa Gallo. Todo un santuario de la estética, donde los detalles están cuidados al milímetro Allí podrás ver además con una pared donde las celebrities dejan su firma, algo como un hall de la fama.

Por los centros de TBC han pasado --y son clientes habituales-- personalidades del mundo del espectáculo como Belén Rueda, Marta Torné, Paula Prendes, Sandra Barneda, Irene Visedo, Rosario Flores, Lara Dibildos, Patricia Montero, Alex Adróver, Carmen Ruiz, Daniel Muriel, Raquel Meroño, Ángel Caballero, Patricia Vico, Ángela Cremonte, Eugenia Silva, Miren Ibarguren, Luz Casal, Juanma Castaño y Frank Blanco, entre otros.


¿Qué esconde TBC?

En su interior podremos encontrar:

• Cinco cabinas (una de ellas específica para tratamientos masculinos y otra para embarazadas).
• Dos gabinetes médicos.
• Una zona de manicura y pedicura.
• Dos salas de espera.
• Un pequeño showroom donde tienen a la venta productos de las firmas de alta cosmética con las que trabaja (españolas y extranjeras).


Servicios luxury… pero accesibles

Todo lo que he contado hace pensar que los servicios tienen un precio que sólo pueden pagar las estrellas del cine y la tele. Pues no es así. Si algo me sorprendió del centro, además de la sencillez de sus empleados, fueron los precios. Un peeling corporal, por ejemplo, cuesta 70 euros; un tratamiento reductor completo cuesta 750 euros (10 sesiones de una hora); y una limpieza de cutis sale en 65 euros. Todo esto incluyendo el diagnostico de médicos especializados, es decir, de personal cualificado en área de la salud.


TBC ofrece servicios faciales y corporales como limpieza de cutis, hidratación y oxigenación, peeling facial con ácidos frutales, tratamiento Roller 3 (activación, regeneración y luminosidad), tratamiento purificante para pieles grasas y acnéicas, tratamiento antiarrugas con algas marinas y tratamiento piel de nácar, tratamiento de cuello y escote, peeling corporal, baño de chocolate, tratamiento corporal personalizado (reductor, circulatorio, celulitis y flacidez), tratamiento voluminizador y reafirmante de senos, y tratamiento de hidratación y regeneración para los pies.

En el área médico estética, dirigida por la doctora Carmen Lorente, se llevan a cabo procedimientos como: sesiones de vitaminas, botox, rellenos con ácido hialurónico mesoterapia, aqualix, peelings, hilos tensores, carboxiterapia, test genético y radiofrecuencia pixelada médica (para estrías, cicatrices, rejuvenecimiento facial, reafirmación…), entre otros.


Cuenta además con un área de nutrición y entrenamiento donde un especialista diseña un plan de alimentación entrenamiento para perder peso, combatir la celulitis y la flacidez, o para mantenimiento.

Una de sus innovaciones tiene que ver con la medicina biorreguladora, un novedoso concepto que entiende la salud como un estado de bienestar y equilibrio físico, psíquico y espiritual de la persona y no sólo como la ausencia de enfermedad. Consiste en un conjunto de terapias suaves, no invasivas y carentes de efectos secundarios, dirigidas a ayudar a la persona a recuperar el equilibrio perdido, como la acupuntura, cromoterapia, homeospagyria, homeopatía, osteopatía, quiromasaje y diferentes tipologías de masaje.

Si tienes la oportunidad, visita una de los centros de TBC para que conozcas sus servicios. Te sorprenderá la extraordinaria relación calidad-precio y, muy especialmente, la profesionalidad.





* Fotos en The Beauty Concept: A Toile Comunicación

You Might Also Like

1 Comentarios