¿Y por qué no unimos el silicio y la rosa mosqueta?

By 9.3.16


El silicio es uno de los activos más de moda en la cosmética y la rosa mosqueta es un extracto vegetal que se usa de hace siglos para cuidar la piel. Ambos tienen una fama muy bien ganada como antiarrugas, protector, regenerador, renovador celular… Pero ¿qué pasa si hacemos una fusión que combine las potencialidades de ambos?

La respuesta a esa pregunta es una realidad. Hoy voy a hablaros de Silicium Crema de Rosa Mosqueta, un producto que funciona como sérum y que, como su nombre lo indica, está hecho a base de silicio y rosa mosqueta, un cóctel que nutre la piel y le aporta más luminosidad.

Para todas las pieles

Hasta hace unos meses pensaba que este tipo de productos estaba destinado solamente a las personas con pieles maduras o que ya tuviesen arrugas visibles, ya que estamos hablando de una fórmula bastante potente. Pero finalmente me convencieron de que lo probara y decidí comenzar a utilizar todas las noches antes de mi crema hidratante, como si fuese un sérum.

Los resultados han sido muy positivos: en apenas un mes la piel mejoró de aspecto y pude observar una importante recuperación en las zonas del rostro que se veían un tanto deterioradas por la resequedad (tengo la piel muy deshidratada y seca), especialmente alrededor de los ojos (que no es lo mismo que el contorno, aclaro).

Aunque se trata de un producto que, como dije, va dirigido a personas que ya tienen un problema visible de arrugas, su uso no causó ningún efecto adverso en mi rostro y eso se debe a que ni el silicio ni la rosa mosqueta producen efectos secundarios, por el contrario, los beneficios que aportan a la piel son invaluables (en estos posts puedes conocer más sobre el silicio y los beneficios de la rosa mosqueta).

Pero además Silicium Crema de Rosa Mosqueta contiene ingredientes como cera de abeja, manteca de cacao, aceite de germen de trigo y aceites esenciales de lavanda y naranja, que potencian aún más la nutrición, la hidratación y la regeneración.

Quisiera destacar que éste producto está hecho con silicio orgánico G5, una fórmula original estabilidad por Loïc Ribault que posee la mejor biodisponibilidad, asimilación, penetración y cualidades reconstituyentes y regenerantes del mercado, comercializado en nuestro país por Silicium España Laboratorios.

Los principales beneficios que vas a encontrar en este producto son:

• Mayor nutrición en la piel.
• Efecto regenerador en las zonas más afectadas por el paso del tiempo y las agresiones del sol.
• Piel con más luminosidad.
• Ayuda al proceso de renovación celular.
• Estimula la producción de colágeno desde adentro.
• Reestructura la elastina ayudando a la reducción de arrugas.
• Ayuda a restablecer los niveles de hidratación cutánea.

¿Cómo aplicarlo?

Lo ideal es utilizarlo por la noche antes de tu tratamiento nocturno habitual, como si se tratara de un sérum. Si no tienes una piel tan seca, podrías aplicar el Silicium Crema de Rosa Mosqueta solo, sin necesidad de añadir alguna crema adicional. En mi caso, tenía que añadir una hidratante porque mi piel es bastante seca y siempre necesito un plus para poder hidratar el rostro adecuadamente. Sin embargo, esto no le restó ningún efecto al sérum.

Recomendable para…

Todo los tipos de pieles sin importar la edad. Lo considero indispensable en aquellas personas que tengan la piel seca y apagada, que comiencen a ver los primeros signos de la edad. También es muy útil para después del verano porque ayuda a regenerar la piel agredida por los rayos ultravioleta.

Si no tienes ningún problema en especial también lo puedes usar porque, como ya he dicho, la rosa mosqueta y el silicio aportan grandes beneficios a la piel y ayudan a conservar las pieles sanas, luminosas e hidratas.

Así que no hay excusas para incluir en tu rutina de belleza productos que incluyan estos dos activos porque con ellos tu piel siempre va a salir ganando.

You Might Also Like

3 Comentarios

  1. Lo probaré con dermarroller.
    El silicio se utiliza en mesoterapia contra la flacidez.

    ResponderEliminar