Errores que debes evitar antes de dormir

By 6.10.15


Si en algo coincidimos todas es que queremos tener una piel sana y que cuando nos levantemos por la mañana nuestro rostro luzca en condiciones óptimas para comenzar el día. Pero no siempre esto es posible y no es por culpa del destino ni del azar. Es simplemente porque estamos cometiendo algunos errores que impiden que tengamos esa piel radiante y luminosa que tanto deseamos ¿Estás preparada para autoevaluar tus hábitos?

1. No desmaquillar ni limpiar bien el rostro. La flojera, el cansancio… todo conspira para que no te puedas desmaquillar. ¿Pero has notado en tu rostro la diferencia que hay cuando te desmaquillas la noche anterior y cuando no? Es brutal ¿verdad? Mi consejo para no caer en la pereza: pensar en lo bien que te vas a sentir (y ver) cuando te levantes por la mañana. Además, te tocará trabajar menos porque no tendrás que dedicar tanto tiempo a lavarte la cara. Bastará con tu limpiadora habitual. Todo son ventajas…


2. Pasar de las cremas. El rostro pierde agua durante la noche y es por eso que la hidratación y la reparación deberían ser prioridad. Consejo: si estás muy cansada puedes lavar bien tu piel y colocar sólo una hidratante, eso ayudará a la piel a respirar y reponerse. Si eres más dedicada, no te olvides entonces del tónico, el sérum y el contorno de ojos, además de tu crema de tratamiento nocturna.


3. Aplicar la crema y… ¡directo a la cama! Lo ideal es esperar unos 30 minutos para que la piel absorba bien las fórmulas, de lo contrario, tu almohada será quien disfrute del tratamiento facial… y creo que a ella no le hace ninguna falta. Consejo: siempre me lavo la cara y aplico las cremas antes de ducharme (menos los días que me lavo el cabello), así les doy tiempo a que se absorban bien.


4. Ponerte la crema y lavarte los dientes. Hacer esto no tiene ningún sentido. Aunque tengas mucho cuidado, siempre cae un poco de dentífrico alrededor de la boca y mezclado con la crema podría generar una reacción no muy favorable. Si a eso le sumamos que después nos secamos con una toalla, entonces restaremos aún más efecto al tratamiento. Consejo: que lavarte los dientes sea lo primero que hagas al entrar al baño antes de prepararte para ir a la cama.

5. Usar cualquier producto facial. La gente cree que lo de las cremas de noche es un invento. Pues no, no es ningún invento de las firmas de cosmética. El rostro tiene necesidades diferentes cuando dormimos y por eso requiere de una fórmula especial. Consejo: no te aventures a utilizar “lo que sea” porque vas a botar tu dinero.


6. Descuidar la limpieza de las sábanas. Aunque seamos muy higiénicos y nos duchemos antes de poner un pie en la cama, las sábanas siempre acumulan suciedad y gérmenes que impregnan nuestra piel a la hora de dormir. Consejo: lo ideal es cambiar las sábanas una vez a la semana.


7. ¡Cuidado con los antifaces! Muchas personas dependen de ellos para dormir porque, siendo sinceras, cumplen bien su función. El problema está en saber escoger. Consejo: busca materiales suaves que no raspen tu piel. Procura que no ejerza mucha presión en la cabeza ni en el rostro. Encuentra uno que se adapta bien a la forma de tu cabeza, ya que si es muy grande corres el riesgo de que se mueva rozando la cara.


8. Lavar el rostro con temperaturas extremas. Solemos hacerlo cuando estamos en las etapas fuertes del invierno y el verano. La cara es donde más podemos sentir frío y calor, pero eso no significa que requiera de más agua fría y caliente. Consejo: procura que la temperatura del agua sea agradable, que sea como una caricia para tu piel.

You Might Also Like

1 Comentarios