Hypoxi, el tratamiento de las celebrities (vídeo)

By 23.9.15



El sol, el calor, el estrés, la cuesta de septiembre, el cambio de estación… todo influye en la salud de la piel, por eso es necesario de vez en cuando darle un cuidado extra. Hace unos días me presentaron el método Hypoxi, un tratamiento integral que está siendo todo un éxito entre las famosas y que acaba de aterrizar en España.

Estrellas como Victoria Beckham, Kate Moss y hasta Robbie Williams son grandes asiduos de este tratamiento y la razón es que se trata de un sistema que no sólo te permite bajar de peso y acabar con la horrorosa celulitis, sino que además oxigena y drena la piel. Esto es precisamente lo que ha despertado mi interés en Hypoxi.

La empresa Hypoxi –presente en más de 50 países-- abrió este año sus puertas en Madrid, específicamente en Majadahonda, con un centro que, aunque en apariencia es pequeño, tiene todo lo necesario para garantizar a los clientes una atmósfera de confort. Lo más llamativo son las cuatro máquinas que conforman el circuito.

El método Hypoxi

El objetivo de este tratamiento es, esencialmente, reducir medidas y peso, y eliminar la celulitis pero no con fórmulas milagrosas si no con rutinas muy sencillas basadas en la buena alimentación y el entrenamiento constante. De hecho, tres de sus máquinas (como podrás ver en las fotos) son de ejercicios y antes de comenzar con el tratamiento debes someterte a un análisis metabólico con sus nutricionistas, quienes te indicarán cuál es el régimen alimenticio que más se ajusta a tus objetivos y el circuito que debes seguir.

“Pedimos a los clientes compromiso y disciplina, ya que para que el método Hypoxi dé los resultados deseados es necesario que la persona tenga una alimentación adecuada, una vida sana y cumpla con las sesiones que les sugerimos”, ha explicado Marian, una de las nutricionistas de Hypoxi en España.


Ahora bien, seguramente te preguntarás qué diferencia hay entre estas máquinas y las que ves en un gimnasio. Muy sencillo: Hypoxi utiliza una terapia de vacío y comprensión que ayuda aumentar el flujo sanguíneo hasta las zonas más complicadas (glúteos, caderas, barriga y muslos). Al aumentar la circulación los ácidos grasos se metabolizan más fácilmente. Al hacer ejercicios, se acelera entonces el transporte de esos ácidos a los músculos donde finalmente se consumen.

Las máquinas S120, L250 y Vacunaunt son las de entrenamiento, pero la más famosa es la HD Confort porque se centra en la oxigenación y nutrición de la piel combinando presiones positivas y negativas que activan la sangre y eliminan toxinas. A las pocas semanas la piel de todo el cuerpo se siente más suave, tersa y con un aspecto más saludable.

A simple vista se parece mucho a la presoterapia pero cuando echas un vistazo al traje te das cuenta de que funciona de una forma diferente. El traje –hecho con una tecnología similar al que utilizan los buzos—tiene por dentro unas burbujas que ejercen presión de una manera más localizada y generando un vacío que activa la circulación. La sensación es como si te estuviesen dando un masaje suave pero intenso de los pies hasta los brazos.

La máquina HD Confort es ideal para las personas que desean iniciar un programa detox, cuidar la piel nutriéndola y oxigenándola para devolverle esa suavidad perdida por malos hábitos o paso de los años, o atacar el problema de la retención de líquidos.

Si se combina con el resto de las máquinas los resultados serán aún mejores porque podrás reducir la celulitis y el aspecto de piel de naranja.

Todo este sistema está basado en un antiguo tratamiento medicinal chino que comenzó a utilizarse en el siglo cuatro y todavía sigue vigente por sus extraordinarios efectos a la hora de combatir el estrés en el cuerpo y mejorar el aspecto y la salud de la piel.

El precio de la sesión completa (el uso en conjunto de las máquinas más el plan nutricional) supera los 30 euros, dependiendo del plan que indiquen los especialistas.

Es un sistema muy práctico porque una sesión puede durar, como mucho, una hora y 15 minutos, y el máximo por semana es de tres, aunque como dije anteriormente todo dependerá de las necesidades de cada cliente. Hay quienes necesitan sólo diez sesiones mientras que otras personas requerirán unas 30.

De momento, sólo existe una franquicia de Hypoxi (Calle de Goya, 1, Maladahonda, Madrid), pero dada la fama que está adquiriendo no es de extrañar que en los próximos meses veamos nuevos centros de tratamiento en otras ciudades.



You Might Also Like

0 Comentarios