El fotoenvejecimiento: cuando el sol te regala las primeras arrugas

By 8.8.15


Esas arrugas y líneas de expresión que muchas veces asociamos con el paso del tiempo pueden ser más bien el reflejo de los daños que han causado los rayos solares en la piel. Ese deterioro se conoce como fotoenvejecimiento y se puede considerar como el responsable de muchos de los problemas que tenemos en la piel.

Cuando hablamos de fotoenvejecimiento lo primero que hacemos es asociarlo con las arrugas, al ser es uno de los síntomas más visibles y, para qué engañarnos, una de las cosas que más preocupa a las mujeres. Pero en realidad la piel fotoenvejecida tiene además otras manifestaciones:

• Arrugas prematuras.
• Piel más fina.
• Manchas cutáneas.
• Tono apagado (falta de luminosidad).
• Piel más frágil.
• Apariencia cuarteada.
• Mayor flacidez.
• Melanomas (en el peor de los casos).

Si has notado que tu piel en los últimos meses (o años) ha presentado estos problemas sin haber una razón clara (enfermedades hormonales o dermatológicas diagnosticadas), deberías entonces pensar en la posibilidad de que todo eso se deba a que no te estás protegiendo del sol adecuadamente.

¿Cómo daña el sol la piel?

Anteriormente había comentado de los grandes beneficios que aporta el sol en la piel, siempre que las exposiciones sean breves y con la debida protección. Ahora bien, ¿qué ocurre cuando sobrepasamos los límites? Para responder a esta pregunta, explicaré rápidamente cómo es la piel, el mayor órgano de nuestro cuerpo.

La piel se compone de tres capas: la epidermis (externa), la dermis (intermedia) y el tejido subcutáneo (profunda). Durante la exposición al sol la piel debe hacer frente a los rayos UVA y UVB. Los UVB son los causantes de las quemaduras solares, ya que actúan a nivel de la epidermis. Los UVA, en cambio, llega a la dermis destruyendo el colágeno, lo cual hace que la producción de las fibras de elastina anormales aumente, provocando un desequilibrio en estas dos proteínas que son claves para la salud de la piel.

Es así cómo la piel comienza a librar una lucha interna y trata de defenderse, sin embargo, lo que finalmente logra es generar lo que se conoce como “cicatrices solares”, que no son más que esas manchas, arrugas, líneas de expresión… que con el paso del tiempo vemos reflejadas en el rostro.

¿Qué hacer?

• Proteger tu piel del sol TODO EL AÑO, sea invierno, otoño, primavera o verano. La piel no entiende de estaciones cuando recibe los rayos UVA/UVB, esto lo tienes que tener muy claro. Lo recomendable es utilizar cremas con SPF superior a 30, repito: todo el año.

• Cuando hagas deporte al aire libre aplica cremas con SPF 50.

• Si te cuesta llevar a cabo una rutina de belleza diaria porque debes aplicarte muchas cremas (además del maquillaje), te recomiendo que eches un vistazo a este enlace donde te doy unos consejos para simplificar todo este proceso y no perder tiempo.

• La regeneración es un proceso fundamental que no debemos olvidar nunca. Las cremas hidratantes, nutritivas y reparadoras son las mejores aliadas a la hora de dormir.

• ¡Cuidado con el maquillaje! Hay productos como los gloss que son un imán para los rayos UVA/UVB. En este post te comento como lucir unos labios perfectos y protegidos.

• Otro de los graves errores que cometemos es que nos olvidamos por completo del cuello y el escote, y si es en invierno más aún, es como si no existieran para nosotros. Si bien es cierto que en las épocas de frío no exponemos esa parte de cuerpo, también es cierto que debemos darles ciertos como los que te explico en este enlace.

You Might Also Like

1 Comentarios

  1. protector solar todo el año
    protector solar todo el año
    protector solar todo el año
    protector solar todo el año
    protector solar todo el año
    ...ESO ES LO QUE HAY QUE HACER

    ResponderEliminar