Nutrientes y vitaminas esenciales para tener una piel lisa y luminosa

By 1.5.15




Una piel tersa es aquella que se mantiene lisa, resplandeciente y luminosa. Este es, sin duda, el objetivo de muchas mujeres que no sólo nos preocupamos por evitar las arrugas, también deseamos un cutis sano, lleno de vida y que sea el reflejo de lo bien que estamos por dentro y por fuera.

Por eso precisamente es indispensable comenzar a cuidar nuestra piel desde adentro. No se trata de una tarea complicada, sino de conocer cuáles son los nutrientes que aportan mayores beneficios a nuestro cutis.

Hace un tiempo comentaba de los alimentos que estimulan la producción de colágeno y elastina, esas proteínas que garantizan la flexibilidad y firmeza de la piel. Hoy voy a hablar sobre los nutrientes y vitaminas que necesitamos para mantener la salud del cutis y evitar problemas como las manchas, los granos, las rojeces, etc.

Las cremas, lociones, tratamientos en cabina y demás ayudas externas siempre serán necesarias pero sus resultados serán mejores si damos a nuestro organismo lo que necesita para funcionar mejor.

¡Tomad nota!

* Vitamina A. Proporciona mayor resistencia y elasticidad, a la vez que previene infecciones de la piel, además de contribuir a su regeneración y evitar la sequedad del cutis. Se encuentra presente en el germen de trigo, el maíz, los frutos secos, todas las frutas anaranjadas, los plátanos, las uvas, la soja, el perejil, las espinacas y otras verduras verdes.

* Vitamina C. Es uno de los antioxidantes naturales más poderosos. Ayuda a combatir los radicales libres y favorece la síntesis de colágeno, proteína esencial para mantener la elasticidad de la piel. Podemos consumir esta vitamina a través de la manzana, la naranja, las fresas, las mandarinas, los cítricos y, muy especialmente, en el pimiento, el brócoli y la coliflor, entre otras verduras.

* Vitamina D. Es una barrera protectora de la piel favoreciendo la respuesta inmunitaria frente a agentes externos como la contaminación. Su poderosa acción antioxidante le convierten en un nutriente esencial para el cuidado de la piel. El salmón, la leche, los cereales, el atún, el aceite de hígado, los huevos y las setas contienen altas dosis de esta vitamina.

* Vitamina E. Otro de los antioxidantes más potentes que aportan muchos beneficios a la piel. Retrasa el envejecimiento de las células y ayuda a mantener la humedad. Una buena dosis de esta vitamina la podemos encontrar en los kiwis, las hortalizas verdes, aceites vegetales de maíz, nueces, semillas y cereales sin azúcares.

* Zinc. Muchas veces nos olvidamos de este mineral tan indispensable para regular la actividad de las glándulas sebáceas (prevenir el acné). También ayuda a la formación de colágeno, a acelerar la cicatrización y contribuye a la absorción de las vitaminas A y E. Los piñones con cáscara son una excelente fuente de zinc, así como las galletas integrales, los cereales, las semillas de girasol, las ostras, las algas, la leche de soja, el germen y salvado de trigo, los frutos secos y el jengibre.

* Azufre. Otro de los grandes olvidados en la nutrición pese al papel fundamental que juega en la síntesis del colágeno y en la desintoxicación del cuerpo. Ayuda además a reconstruir los tejidos. Se encuentra presente en los huevos, carnes magras, pescados, ajo, las cebollas, las alubias, los espárragos, legumbres y frutos secos.

* Hierro. Ayuda increíblemente a tonificar la piel a la vez que aumenta los niveles de energía corporal. Las principales fuentes de hierro son los pescados, los frijoles, la soja, el pan integral, las ciruelas, las espinacas, el salvado de trigo y las semillas, entre otras.

* Selenio. Es un mineral anticancerígeno y antienvejecimiento por excelencia, y además incrementa la eficacia de la vitamina E. También tiene efectos antinflamatorios. Lo podemos encontrar en los ajos, el arroz, champiñones, las avellanas, la col, el maíz, la levadura de cerveza, el pepino, el perejil, la piña el plátano, los huevos, la leche de cabra y el atún.

* Silicio. Es otro de los grandes sintetizadores de colágeno que, además, ayuda a mantener el buen estado de los músculos y tendones. Es fundamental también para la asimilación del calcio y la vitamina D. Está presente en el aguacate, las fresas, el arroz, los puerros, el tomate, la zanahoria y el queso.

* Fotos: ShutterStock

You Might Also Like

1 Comentarios