Tu crema facial favorita podría ser una falsificación

By 19.3.15


Lo que lees. España es el país de Europa más afectado por las falsificaciones de cosméticos como cremas faciales, maquillaje, champús, bronceadores, perfumes y muchos artículos de higiene. Las pérdidas son millonarias. Estamos hablando de unos 949 millones de euros, lo que supone el 17% de las ventas del sector.

Todos esos datos se desprenden del primer estudio de la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), realizado a través del Observatorio Europeo de los Derechos de propiedad Industrial e Intelectual, que fue presentado hace unos días. En Europa, en general, las pérdidas para las marcas superan los 4.700 millones de euros.

Lo más lamentable es que todo parece indicar que los delincuentes están ganando la batalla. Más de mil puntos de venta de cosméticos se han visto obligados a cerrar sus puertas porque los canales de comercialización ilegales –como los mercadillos, webs no autorizadas y establecimientos no especializados-- se han convertido en los favoritos del consumidor.

Pero hay algo muy importante que debemos considerar. Además del impacto económico que tiene la falsificación de estos productos, tenemos que tomar en cuenta el peligro que suponen estas imitaciones para nuestra salud, ya que no cuentan con los registros sanitarios correspondientes ni han sido elaborados en laboratorios especializados. En pocas palabras: desconocemos quiénes realmente están detrás de estos productos que nos ofrecen y qué compuestos utilizan.

¿Cómo evitar que caiga en nuestras manos un producto falsificado? 

Evitarlo es más sencillo de lo que parece. A continuación te doy unas claves para que puedas identificarlos.

• El precio es bastante bajo. Si el sérum que tanto te gusta cuesta 60 euros y de repente ves que en una tienda online lo venden en 30 o 40 euros, no lo compres. Lo más probable es que no sea el original. Los falsificadores recurren a la estrategia del precio bajo para atraer a esos clientes que siempre buscan ofertas por Internet.

• La presentación es dudosa. Los falsificadores en esto se han convertido en unos genios porque han sabido imitar muy bien los envases… pero siempre hay fallos. Uno de ellos es el material del envase y lo frágil que puede ser, además de que a veces son de un tamaño diferente. Las sujeciones de las cajas no son firmes y los extremos de los envases están mal cortados. Las tapas y las roscas se ven que no han sido bien engranadas. Otra manera de saber si es una imitación es cuando el celofán del embalaje no está bien pegado y suena cuando lo frotas.

• La información sobre los componentes, el lugar de fabricación y hasta el tipo de producto (si se trata de maquillaje el nombre del color o el número) es completamente distinta a la de un producto original. Muchos no se fijan en esto pero la clave está ahí, en saber que los falsificadores no se toman la molestia ni siquiera de copiar bien los datos de cada producto, especialmente cuando se trata de esa letra pequeña que casi nadie lee.

• El color, el olor y la textura varía. Si ya conoces el producto porque es tu favorito o porque has tenido la oportunidad de probarlo, te darás cuenta de inmediato. La razón es que los que hacen las imitaciones no tienen acceso a muchísimos de los componentes que utilizan las grandes firmas, ya que la mayoría han sido patentados. Por tanto, buscan fórmulas que se parezcan en olor, textura y color pero en resultados la diferencia es brutal.

• Estos productos los venden en webs dudosas, en mercadillos y en tiendas de barrio. Las marcas importantes autorizan la venta de sus productos sólo a establecimientos de gran renombre y reputación, grandes cadenas y lugares situados en zonas importantes de las ciudades, no a pequeños comercios donde venden desde champú hasta pan de horno, y mucho menos a mercadillos.

Siguiendo estos consejos difícilmente podrán engañarte con un producto falsificado. Recuerda que tu salud está por encima de todo.

* Fotos: FreeDigitalPhoto

You Might Also Like

2 Comentarios

  1. Pues habrá que tener en cuenta estas precauciones.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. sandra gonzalez martinez23 de marzo de 2015, 21:30

    estare mas atenta porque siempre compro en la web y en verdad que no me fijo si la web esta autorizada o si lo que me llega es un original, gracias!!!!!!

    ResponderEliminar