Elastina, la fiel aliada del colágeno

By 21.9.14

Hace apenas unos días hablé del colágeno, la proteína de la eterna juventud. Hoy me toca hablar de otra proteína que viene a ser la perfecta compañera del colágeno. Se llama elastina. Juntas crean una sinergia perfecta en nuestros tejidos y hacen que nuestra piel esté siempre saludable y joven.

La elastina no es más que una molécula proteica que proporciona elasticidad a los tejidos. Tiene la particularidad de estirarse fácilmente y recuperar su estado original sin mayores inconvenientes.

Lo curioso es que no representa más del 10% del total de fibras dérmicas de nuestro cuerpo, sin embargo, es esencial para la salud de nuestra piel.

Si no fuese por la elastina nuestra piel ya estuviese colgando a chorros de las tantas veces que a lo largo de nuestra vida, con intención o de forma accidental, la hemos estirado. De hecho, estudios científicos demuestran que, gracias a esta proteína, nuestra piel se puede estirar hasta un 150% sin romperse.

¡Pero no abuses! Porque el nivel de elastina en nuestros tejidos se reduce con el paso del tiempo y con los malos hábitos que vayamos adquiriendo. Es por eso que a las personas mayores les tiende a “colgar” la piel en todas partes del cuerpo.

De la mano con el colágeno

La elastina, como ya dije, proporciona elasticidad a la piel mientras que el colágeno aporta mayormente resistencia. La combinación armoniosa de ambas permite que nuestra piel esté sana, sea fuerte y lo suficientemente flexible para que podamos movernos como queramos.

La dermis (la cual se encuentra debajo de la epidermis) está formada por un 95% de colágeno y un 3% de elastina. El resto son vasos sanguíneos, glándulas, nervios, etc.

Lo importante es que tomemos medidas para aumentar la producción tanto de colágeno como elastina. De esta manera nuestra piel estará siempre saludable, lo cual a fin de cuentas es lo que más nos importa.

Existen cremas que nos ayudan a recuperar las proteínas perdidas, además de tratamientos estéticos de inyección de colágeno y elastina, pero no son suficientes. Todo debe comenzar desde adentro.

En un nuevo post os contaré los alimentos que podéis comer para recuperar los niveles de ambas proteínas.

You Might Also Like

0 Comentarios