Colágeno, la proteína de la eterna juventud

By 28.8.14




El colágeno es una proteína natural del cuerpo humano que forma las llamadas fibras colágenas, las cuales vienen a ser el componente más abundante de la piel y los huesos. Está formado por una cadena de aminoácidos que aportan a los tejidos de nuestra piel elasticidad, flexibilidad y la resistencia que necesitan para mantenerse joven, suave y llena de vitalidad.

Esta proteína es fundamental para que la piel se mantenga adherida a los músculos (reduce la flacidez) y pueda cicatrizar correctamente, entre otras propiedades que contribuyen a que tengamos una piel y unos huesos sanos.

El problema comienza a partir de los 30 años, cuando se ralentiza la producción natural de colágeno y llegados los 40 la producción de esta proteína es inferior a lo que nuestro cuerpo produce durante la juventud. Es ahí cuando comienza oficialmente el envejecimiento: aparecen las arrugas, la piel luce apagada, se torna más flácida y se debilita.

La buena noticia es que nuestro cuerpo nunca deja de producirlo.

Por eso cada vez escuchamos a las empresas de cosmética y belleza hablar del colágeno e incluir productos basados en esta proteína, especialmente las llamadas “cremas anti-edad”. Esas cremas no pueden proporcionarte todo el colágeno que necesitas, pero sí pueden ayudar a conservar esta proteína a nivel de dermis y epidermis.

Si en verdad queremos acelerar la colagénesis (formación de colágeno) es necesario comenzar por dentro, con la alimentación. En un nuevo post os contaré qué alimentos pueden ayudar en tal finalidad.

Por lo pronto os daré algunos consejos para mantener en niveles óptimos la producción de colágeno. Es muy sencillo. No necesitáis invertir tiempo ni dinero. Sólo debéis vigilar y cambiar algunas prácticas de la vida diaria:

* Usar protector solar siempre para proteger la piel de los rayos UVA y radicales libres.
* No saltarse el desayuno. La falta de nutrientes obliga al cuerpo a recurrir a sus reservas de colágeno.
* Evitar el tabaco y el alcohol.
* Incluye en tu dieta más vegetales, frutas, antioxidantes y vitaminas A, C y E.
* Beber una media de ocho vasos de agua al día.
* Incluye en tu rutina de belleza cremas faciales a base de colágeno y que además contengan saponina, péptidos y retinol. Todos estos componentes estimulan la colagénesis.

Como ya comenté, muy pronto publicaré un post con los alimentos que ayudan al cuerpo a incrementar la producción de colágeno de forma natural, como parte de la sección Alimenta tu cara. Además, de algunas recomendaciones cosméticas para dar más vida a vuestro rostro. Así que muy atentas.

Para leer la continuación de este post pincha aquí.

You Might Also Like

1 Comentarios