En verano no te olvides de tus labios

By 3.3.14



El verano está aquí mismo, a dos pasos. Y es en esta época cuando comenzamos a prepararnos para la odiosa operación biquini que acapara todo nuestro tiempo, nuestros pensamientos y nuestras energías. La celulitis, la depilación, el cabello y los pies adquieren protagonismo en nuestra vida.

Pero en medio de ese afán nos olvidamos de unos amigos inseparables. Un par de conocidos que son incondicionales. Que son la carta de presentación de nuestro rostro y que sin ellos sencillamente la vida sería diferente porque no podríamos besar a quienes queremos. Sí, hablo de nuestro labios.

En invierno nos preocupamos por mantenerlos humectados. Obvio, es desagradable tener los labios cuarteados y rotos por culpa de las frías temperaturas. Pero en verano pareciera que sufren menos y que el cuidado debe ser menos. Pues todo lo contrario.

Con el calor perdemos más agua y nuestros labios lo sienten. Aunque la sequedad no sea tan evidente como cuando hace frío, nuestros labios nos piden a gritos hidratación frente a ese sol inclemente que no deja en paz nuestro rostro.

Existen muchas alternativas, algunas más baratas que otras, que pueden ser tus aliadas y que deberías comenzar a utilizar una vez que comiencen a subir las temperaturas:
* La barra de labios hidratante de toda la vida. Si tienes alguna que te ha sentado de maravilla, síguela usando. No la abandones nunca. Ella te quiere más de lo que te imaginas.

* La vaselina pura sin aromas ni otros componentes. La venden en las farmacias y en realidad no es nada cara. Es recomendable utilizarla siempre en la comisura de los labios. Esa zona se reseca muchísimo y se pueden llegar a producir unas ronchas pequeñas pero muy desagradables (os lo digo por experiencia... ¡es horrible!). Para evitar esto, aplica un poco de vaselina por la noche y por la mañana. Me lo vais a agradecer... ya veréis.

* Crema hidratante de labios. Además de la barrita de toda la vida, existen unas cremas o bálsamos que funcionan de maravilla y yo las recomiendo usar como complemento de la hidratante diaria, especialmente, cuando el labio se ha expuesto a temperaturas extremas o a muchos retoques de maquillaje.

*  Humecta tus labios antes de aplicar cualquier labial. El truco es aplicar un poco de humectante unos 20 minutos antes de pintarlos. Así el labio estará hidratado, podrás evitar las grietas y, lo mejor de todo, es que el color durará mucho más.

* Cuando vayas a la playa, usa hidratantes con protección solar. Algunas marcas ya tienen productos de este tipo para los labios.

* Si tienes los labios muy resecos, recurre entonces a la tradicional crema de cacao. Aplícala cada vez que puedas, especialmente en la noche. Cuando te despiertes al otro día sentirás los labios hidratados y muy suaves.

* De vez en cuando aplica sobre tus labios vitamina E. La venden en cápsulas blandas de gel en cualquier farmacia o herbolario. Lo que tienes que hacer es abrir una cápsula y aplicar el gel en tus labios por la noche. Hazlo eventualmente y, sobre todo, cuando sientas tus labios muy resecos.

Un consejo: si tu tendencia es tener los labios secos es mejor que uses lo menos posible los labiales de larga duración, porque su composición hace que la piel se reseque. Tampoco los humedezcas con saliva ¿Para qué te compraste entonces las barritas hidratantes?

You Might Also Like

0 Comentarios