Mostrar siempre nuestra mejor cara

By 16.2.14

"Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso". <Jorge Luis Borges>

Mucho se ha criticado la belleza exterior. Algunas feministas consideran que aquellas mujeres que invierten una buena parte de su tiempo en mantener perfecto su cuerpo son personas vacías, a las que interesa poco su intelectualidad y su desarrollo interior. Eso no es del todo cierto.

En esta época de modernidad tan absorbente nos encontramos a la mujer que dirige sus intereses en pro de ambas cosas: de cuidar su cuerpo y de desarrollar su intelecto. Y eso sólo lo podemos hacer las mujeres, las únicas capaces de encontrar un equilibrio entre lo material y espiritual. Las únicas que podemos lograr un PhD y, a la vez, lucir radiantes. Si no me creéis, buscad vosotros mismos las fotografías de las mujeres de éxito del momento y veréis como muchas de ellas (me atrevo a decir que todas) han sabido conjugar sus esfuerzos con miras a ser profesionales de éxito y tener una excelente apariencia física.

Preocuparte porque tu piel (siempre y cuando no sea de manera obsesiva) no te hace materialista ni tonta. Tampoco superficial. Te hace una mujer interesada en mantenerte sana y con ganas de reflejar lo mejor de sí misma. Dedicarte unos minutos al día a cuidarte, es dedicarte unos minutos al día a quererte.

En este blog os daré algunos consejos, recomendaciones y trucos para tener una piel saludable y, en consecuencia, una piel hermosa. Lo vital aquí será pensar primero en la salud.

Lo más importante de todo es que este viaje para tener una piel saludable lo hagas porque tú lo deseas, porque te hace sentir plena. No por una imposición. Como diría Susan Sontag, novelista y ensayista estadounidense: "No está mal ser bella; lo que está mal es la obligación de serlo".

You Might Also Like

0 Comentarios